Nunca antes había jugado un Metal Gear Solid, quizás fuese la trama de soldados o de espías que no me llama nada en absoluto, como tampoco he visto ninguna película de James Bond o mission: impossible. La sola idea de un agente, militar o no, que lleve a cabo una misión ultrasecreta para su pais mientras hace gala de todo tipo de artilugios y vaciles me repele enormemente.

Así que no había probado ninguno de los juegos estrella del maestro Kojima, y uno de los estandartes de la cada vez más muerta que viva Konami, y viendo todo el revuelo que se estaba formando en los medios entre diseñador y productora, el konamichapismo y demás, decidí conocer, por mi mismo y de primera mano, la saga de juegos que hace que se hayan escrito ríos de tinta digital y si es relevante o no que Konami haya cancelado su contrato con Kojima. De tal manera que conseguí Metal Gear Solid 3: Snake eater 3D, el remake que se hizo de la aclamada serie para el lanzamiento de la portátil de Nintendo, y me puse con el.

El juego me producia un gran sopor

Pasaron varios meses hasta que me he decidido a plantarle cara y ponerme con él de verdad. Cada vez que hacía ánimo para jugar era una lucha encarnizada entre la consola y el hombre. Una lucha donde la consola ganaba, y el hombre, derrotado, solo podía dormir, eso si, de forma sonora. El juego me aburría soberanamente.

 

En MGS:SE3D pasa mucho rato entre que pulsas el botón Start para comenzar a jugar y que puedas , ya no digo jugar, sino grabar por vez primera tu partida, una cutscene da paso a otra, y esta otra da paso a una charla con algún sargento militar que te charlea soberanamente acerca de los rusos, los misiles, la geolocalización o los miembros de las fuerzas especiales sovieticas. Y cada una de esas charlas, que no podría interesarme menos, iba aumentando mi somnolencia cada vez más. Diablos! si es que hasta cuando consigues llegar a grabar la partida también te intentan charlear sobre cine !

No llevo la cuenta de las veces que me habré quedado dormido sin llegar siquiera a mover al personaje pero hasta ahora, solo ha habido otros dos juegos que me hayan producido tal sopor que me he quedado sobado jugando: Animal crossing y Assasins Creed . Solo que a este, por propio convencimiento de querer saber lo que veía la gente en el, le he dado más oportunidades que a ningún otro antes de venderlos en alguna tienda de segunda mano.

Ya empezaba a bromear con el: cuando estaba intranquilo o no podía conciliar el sueño iniciaba el juego y voilá, mucho mejor que un Valium, el bueno de kojima conseguía hacerme caer en los brazos de morfeo. Era como leer el Silmarillion, solo que no tenía que encender la luz para poder llevarlo a la práctica. Me dormia intentándolo una y otra vez, de hecho, pienso que llegó un momento en el que no lo veía como un juego, sino como una manera de quedarme roncando plácidamente.

Hasta que el otro día sucedió la magia: Ya llevaba unos dias que habia conseguido grabar la partida, incluso moverme un poco por el escenario, aprender las rutinas de camuflaje y demás. aguantando la charla de rigor cada diez minutos de juego sin quedarme dormido a los cinco minutos de partida. Y tras un encuentro en el que te ponen frente a los que deben de ser los némesis de esta entrega, salen los títulos de crédito. y es aquí cuando te das cuenta de que no estás delante de un juego cualquiera.

El mimo con el que esta escena de créditos está confeccionada, con los nombres de los desarrolladores ondulando cual serpientes por la pantalla tridimensional de tu consola, el cómo los personajes aparecen con sus nombres, los nombres de quienes los interpretan o doblan, un lenguaje que es más propio del cine que de los videojuegos, te da a entender que esto va más allá de una serie de pantallas que vas a tener que resolver con mejor o peor tino.

Que viene, que viene, eh, eh !

Y de ahí la cosa solo va a mejor, una vez que entiendes el tipo de experiencia que MGS:SE3D te intenta ofrecer. No me malinterpretéis, las charlas siguen ahí, y la cutscene de rigor cada diez minutos también, pero ahora se hacen mucho más interesantes y conectan más conmigo, como jugador-espectador, con sus personajes misteriosos, a la vez que tópicos. Donde antes bufaba cada vez que el juego paraba para mostrarme una escena, ahora me hace arquear una ceja con la curiosidad de lo que me querrá mostrar.

 

Metal gear Solid Snake Eater es un juego que mantiene muy bien el tipo, para los doce años que tiene a sus espaldas. Uno podría esperar que los años le hubiesen tratado peor, ahí está el primer Resident Evil , cuyos controles echarian para atrás al más pintado de los jugadores noveles.
Y en lo jugable es bastante impecable, sus mecanicas de camuflaje e infiltración son las mejores y más diversas que he visto hasta ahora. Y las más realistas, porque claro, si lo comparo con Batman: Arkham knight, es cierto que el héroe de gotham tiene muchas más cartas en la manga, pero también es verdad que esas cartas toman la forma de gadgets que en definitiva lo que te permite es hacer trampa en lo tuyo.
Aqui solo puedes esconderte en lugares estratégicos, dar toquecitos para provocar al enemigo e intentar pillarlos desprevenidos, rodearlos para no tener que enfrentarte a ellos es una opción tan válida como desafiante. Pues a veces evitar el enfrentamiento trae consecuencias.

Meterte de lleno en un pantano para esquivar una zona conflictiva puede concluir con tu cuerpo lleno de sanguijuelas, cuya presencia no notas hasta que te comienzas a preguntar el porque te esta bajando la barra de salud si no te has pegado con nadie. La jungla por la que transcurre la primera parte del juego tiene sus propios peligros, como cocodrilos o serpientes, estas últimas son un arma de doble filo: te pueden morder o envenenar, pero también te sirven para sintetizar una cura contra el veneno.

Niño! cuantas veces te he dicho que no juegues en el barro !

Y podría seguir bastante rato enumerando sus virtudes, pero casi es mejor que si habéis vivido como yo en una cueva durante años y no habeis jugado ningún metal gear, lo probéis por vosotros mismos.

A estas alturas aún no se si es un juego para mi. Si que puedo decir que es un buen juego, de eso no hay duda, pero sigue costando el ponerme a jugar con el. Es un poco como ver una película o una serie, si te pones sabes que tienes que dedicarle un buen rato, y si no tienes ese rato es casi mejor no ponerse. Eso lo hace una experiencia diametralmente opuesta a lo que suelo buscar cuando juego en consola portátil. Aun así, los ratos que consigo ponerme a jugar son fructíferos y estimulantes. Tengo ganas de seguir jugándolo, y quizás eso es de lo mejor que se puede decir de un videojuego.






Escrito por: ikky

2 comentarios en “Segunda oportunidad: Metal Gear Solid 3: Snake eater 3D

  1. DenSho February 6, 2016 01:04:57 reply
    Pensaba responder algo, pero creo que haré una sobre Phantom Pain xD (Aunque no tengo personaje de caricatura :P)



    En lo particular, aunque la serie si es algo "inmamable" en algunos casos (como las cinemáticas) tiene características que lo hacen única y genial.



    No "flipaste" con poder tener tu propio camuflaje? Sacar la flamante cámara del 3DS y camuflarte con cualquier cosa? xD



    Hay muchos detalles que no los pondré para hacer spoiler... pero me parece que están muy cuidados y que pocos juegos ofrecen algo similar.



    Recuerda también que este juego es un Port, y estaba pensado inicialmente para otra consola. Yo lo vi como un experimento de Kojima con lo del 3D, que le salió muy bien pero al ver las limitaciones de la 3DS pues imagino que descartó hacer otro Metal Gear para dicha consola...



    Si esto no te gustó, Metal Gear no es un juego para ti.

    [video=youtube_share;Mx76RGHbfms]https://youtu.be/Mx76RGHbfms[/video]

    Si es un guiño obvio a 007, pero no puedes negar que es una de las mejores intros que puedes encontrar en algún video juego...
  2. ikky February 6, 2016 09:02:58 reply
    No "flipaste" con poder tener tu propio camuflaje? Sacar la flamante cámara del 3DS y camuflarte con cualquier cosa?




    Si, y además yo diria que mas o menos intenta calcular cuanto se asemeja la foto que has sacado con los colores del nivel para darte una puntuacion de camuflaje. Por ejemplo, en uno de los niveles que tiene unos tonos así como muy otoñales, le saqué una foto al lomo de mi gato, que es rayado con varios tonos de marron hasta negro, y la puntuacion de camuflaje me subió muchisimo.



    La pega esta en que los varios camuflajes que ya vienen por defecto son bastante buenos y cubren la mayoria de las situaciones (o al menos las que yo me he encontrado hasta ahora), en mi opinion deberian haber sido mas valientes y haber obligado al jugador a sacar su propio camuflaje mas a menudo.



    Por lo demas, si que me esta gustando, ayer volví a jugar otro poco. Sigo pensando que es mas bien una experiencia que se disfrutaria mas en la pantalla del salon, pero está claro que no es un juego del montón.



    Otra pega (bastante gorda) que le encontré ayer fue que no incluyesen una opcion para apuntar con las armas usando el giroscopio de la consola, no tengo el circle pad, y ayer me toco una pelea con un boss que no paraba de moverse. y abatirlo a base de apuntar con BAXY, fue poco menos que un infierno.

Deja un comentario

GENGAMER

GenGamer es una comunidad dedicada al mundo gamer.

La comunidad se centra en videojuegos para PC y consolas. Foros, noticias, streaming y gameplays. Además de tecnología, wareables e internet.

También tenemos secciones de e-Sport, competiciones, sorteos y sección de Compra y Venta.

¡Disfruta de la comunidad gamer más grande!