Watch_Dogs Review

Hará poco más de dos semanas que me terminé Watch_Dogs en su versión para Wii U; ya, ya sé lo que me vais a decir: -”Ikky, tu a tu ritmo eh?, que solo hace dos añitos de nada que lanzaron el juego…”.

Hablandolo con Pamaemi y otra gente del staff por whatssap, les comentaba que no tenía muy claro si ya, a estas alturas, merecía la pena hacer una review del mismo, por un lado porque al ser un juego del 2014 todo lo que se haya podido escribir sobre él se ha escrito ya, y por otro porque, ¿a quién le importa Watch_Dogs a dia de hoy?. Pero me paré a pensarlo y creo que ya que he llegado a terminarlo que menos que aprovechar la oportunidad de escribir mis impresiones sobre el juego.

Estuve mucho tiempo enfadado con el juego de los hackers de Ubisoft, tanto que casi lo dejo por completo: Watch_Dogs, como buen heredero de su época, tiene un árbol de habilidades dividido en diferentes ramas; vas adquiriendo estas habilidades asignándoles puntos a medida que subes de nivel; pues bien, una de estas ramificaciones (una relacionada con la batería del móvil y la utilidad de la información de la gente a hackear) se desbloquea solamente tras completar una misión determinada en las primeras horas de juego. Resulta que como todo buen juego de Ubisoft, este tiene un bug (aparentemente aleatorio) que te resetea absolutamente todas las habilidades, pierdes toda la ropa, vehículos, armas, etc. A mi me ocurrió.

Tampoco sería tanto problema porque el juego no te quita los puntos, y puedes volver a asignarlos, las armas, vehículos y ropa puedes volver a comprarlos (es un juego de hackers, tienes casi siempre más dinero del que puedes gastar), El problema viene de que esa ramificación de habilidades de la que os hablaba previamente queda bloqueada de por vida, y como no puedes volver a hacer la misión que la desbloquea, básicamente la pierdes. Podría parecer una tontería pero en un juego en el que los “poderes” gastan rayas de batería del móvil en vez de puntos de maná, pasarse todo el juego solo con tres barras es prácticamente como que te suban la dificultad a tope.

La otra parte del mosqueo viene dada porque, cuando entras en la web de Ubisoft a dar parte del bug para que lo arreglen e investigas un poco, resulta que el bug está presente en todas las demás plataformas y en todas ha sido corregido, excepto en WiiU. Al poner una ticket con el servicio técnico te responden que “…en estos momentos no hay planes para arreglar este problema, sentimos las molestias ocasionadas” …Seriously UBI?

Así que como os dije, estuve mosqueado con el juego, tentado de venderlo y a otra cosa mariposa, pero no lo hice, simplemente lo deje olvidado en el cajón, y tras casi un año, un día me picó el gusanillo y volví a ponerme con él.

En Watch_Dogs jugamos como Aiden Pearce, un hacker soso y un tanto mohino que pierde a su sobrina en un accidente de coche provocado por unos matones. La muerte de la niña nos lleva a investigar a la banda y poco a poco se va desentramando un argumento de redes de prostitución, monopolio de la red y corrupcion politica…os diría que la historia está bien pero sinceramente, no me he enterado de mucho y además es un poco aburrida, en mi humilde opinion.
Por el camino, vamos conociendo otros hackers y gente relacionada con el submundo de la web que nos van dando nuevas misiones y estas van desarrollando la historia.

La aventura se desarrolla en un Chicago en el que una compañía llamada Blume ha desarrollado una especie de red informática llamada ctOS que controla la ciudad a muchos niveles, desde la regulación de los semáforos y otros elementos de la vía pública hasta los moviles y las cámaras de seguridad, todo en pro de la seguridad ciudadana. Esto que en principio podría parecer una buena iniciativa, es cultivo para que hackers como nuestro protagonista tengan la ciudad a su antojo.

El Chicago de Watch_Dogs se nos presenta como un mundo abierto, y normalmente podemos abordar la mayoría de las misiones que se nos plantean de varias maneras (ir con un camión de la basura y arrasarlo todo es una de mis favoritas). La variedad de las misiones no es mucha, a menudo se trata de perseguir y/o inutilizar a alguien, o llegar hasta un punto en concreto de un edificio y hackear sus sistemas, con alguna chispa de variedad de vez en cuando.
Es ahí donde nuestro acceso al ctOS entra en juego: podemos crear pequeños accidentes haciendo que todos los semáforos se pongan en verde a la vez en un cruce determinado para retrasar a quienes perseguimos o a nuestros propios perseguidores, ir saltando de camara en camara de cualquier dispositivo a nuestro alcance para poder acceder a sitios sin tener que ir físicamente allí, crear distracciones poniendo en funcionamiento objetos de nuestro entorno o simplemente calentar la batería del móvil de alguien para que explote.

Con todos estos juguetitos a nuestra disposición y un sistema de sigilo heredado de Assasins creed, Aiden Pearce se controla como una especie de Batman: arkham city menos hormonado.

Es importante no dejarse abrumar por la ingente cantidad de iconos del mapa con misiones secundarias, terciarias, hotspots y demás que inundan la pantalla de nuestro gamepad e ir un poco al grano, o a lo que nos apetezca hacer. Porque si no, no acabaríamos nunca este juego. Una vez que te das cuenta de esto es cuando realmente empiezas a disfrutarlo. Esto es algo que quería recalcar, y uno de los motivos por el que tenía ganas de escribir sobre Watch_Dogs: es un juego que en su momento se llevó muchísimos palos, entre bugs y downgrades, que no digo que no los haya, pero es un juego entretenido y disfrutable; es más, hace tres semanas que lo terminé y aún a día de hoy sigo jugando para completar algunas misiones secundarias (todas menos las de conducir, que son un infierno), algunos minijuegos y el modo online,que me tiene enganchado. Y yo no soy un jugador completista, normalmente cuando termino el modo historia de un juego y veo los titulos de credito, lo guardo en su caja hasta venderlo o se queda en el cajón criando polvo por toda la eternidad. Algo tiene que estar haciendo bien para seguir echándole una horilla todas las tardes.

Creo que toda esta parrafada ha sido un prólogo (y excusa) suficiente para hablaros del online de Watch_Dogs, que en Wii U está capado respecto a otras versiones y carece de algunos modos de juego, pero el principal, y una muy buena idea por parte de Ubisoft sigue ahí.
A las entretenidas pero manidas carreras online se suma una novedosa propuesta llamada Hackeo Online. Durante el juego puedes invadir las partidas de otros jugadores, con una skin aleatoria para no resultar demasiado obvio. El objetivo del juego es acercarse sin ser detectado por el otro jugador e instalarle una puerta trasera en su móvil para robarle los datos. Si matas al objetivo pierdes la partida y te quitan puntos de reputacion (que es con lo que compras las habilidades de hackeo online). Al iniciarse el robo de datos, el jugador invadido recibe un aviso por parte del servidor de que le están invadiendo, y un área del mapa resaltada en azul que nos indica en que area de terreno debemos rastrear y eliminar al jugador invasor antes de que se complete un medidor de tiempo. A medida que se va llenando el medidor, el área en la que debemos buscar al jugador enemigo se hace más pequeña, para facilitarnos la tarea.

 

Es un modo de juego sencillo pero inteligente, que se aleja de los tiroteos clásicos a los que nos acostumbran las compañías, que pone a prueba nuestra habilidad para camuflarnos con el entorno, la de ponernos en la piel del jugador enemigo y buscar alternativas, y sobre todo, de trolear…porque no hay cosa más satisfactoria que aprovechar que un jugador está liadisimo intentando deshacerse de tres furgones de policía y un helicóptero para encima añadir a la tensión del momento que un hijueputa vaya y le invada la partida, el caos se vuelve maximo si añadimos explosiones, puentes que suben y bajan, apagones de la red, y un largo etcétera.

Watch_Dogs no carece, como decía antes, de fallos, pero creo que sus mayores defectos son los que menos se han criticado, y se ha llevado palos gordos por cosas que en mi opinión acaban teniendo menos relevancia si ves el juego un poco sin la presión del hype inicial.

Aiden Pearce es un tipo estirado, amargado y soso, lleno de rencores y deseos de venganza, deseos de destapar una trama de corrupción, todo esto está muy bien pero no pega en un juego en el que puedes atropellar a decenas de transeúntes sin consecuencia alguna, o liarte a tiros con un fusil desde lo alto de una terraza contra aquellos que te caigan mal sin mayor pena que la de tenerse que esconder de ellos cuando venga la policía.

Creo que su mayor defecto es no intentar sacar pecho con una identidad propia, Watch_Dogs se queda conforme con ser la alternativa Ubisoftera de GTA, básicamente un juego de mundo abierto donde también puedes robar coches, pero con poderes mágicos. Mientras jugaba, fantaseaba con la posibilidad de que, en vez de minijuegos a la hora de hackear, hubieses podido introducir comandos con el teclado del gamepad, incluso llevarlo un paso más lejos y haber creado un simulador de lenguaje de programación. Algo que realmente nos hiciese sentir en la piel de un hacker.

:
/docs.google.com/Watch_Dogs_review

/[EXIT]

// Do you really want to Exit?
[YES] [NO]




Escrito por: ikky

0 comentarios en “Watch_Dogs Review

Deja un comentario

GENGAMER

GenGamer es una comunidad dedicada al mundo gamer.

La comunidad se centra en videojuegos para PC y consolas. Foros, noticias, streaming y gameplays. Además de tecnología, wareables e internet.

También tenemos secciones de e-Sport, competiciones, sorteos y sección de Compra y Venta.

¡Disfruta de la comunidad gamer más grande!